Accidente en la acera a causa de un agujero mal tapado

 
Establece la ley, en concreto la Ley 30/92 de Régimen Jurídico y Procedimiento Administrativo común, que la administración deberá responder por los daños causados a particulares, por el funcionamiento NORMAL O ANORMAL de los servicios públicos.
 
En este caso es responsabilidad de la administración municipal, velar por el buen estado de la vía publica, y por tanto, cuando ésta se halla en mal estado, estamos ante un mal funcionamiento de un servicio público.
 
Así las cosas, quien debe responder en este caso es el Ayuntamiento titular de la vía donde ha ocurrido el accidente.
 
Es evidente, que será necesario acreditar que el daño sufrido se ha producido por una caída, y no de otra forma y que no han intervenido factores externos en la causación del daño. Es lo que se denomina relación de causalidad.
 
De este modo, pueden reducir la responsabilidad de la administración, la intervención de terceros, o el comportamiento de la propia víctima.
 
A pesar de ello , no todos los daños causados directa o indirectamente por la administración son indemnizables. El daño debe reunir unos requisitos para ser objeto de indemnización. Por ejemplo no cabe reclamación por lo que se denomina “daños eventuales”, es decir daños que hoy no se manifiesten, pero que más tarde es posible que aparezcan.
 
Solo cabe reclamación por daños reales sufridos, y que podamos cuantificar económicamente.
 
Eso si a la hora de cuantificar los daños, podemos incluir tanto daños materiales, como daños físicos e incluso daños morales.
 
De igual modo podemos reclamar tanto por el perjuicio inmediato (daño emergente) como por los beneficios dejados de percibir (lucro cesante).
 
Para hacer una valoración objetiva del daño sufrido, es muy recomendable dirigirse a profesionales que valoren y periten estos daños. De este modo acudiremos a periciales medicas (cuando hablemos de daños físicos) o a economistas forenses (cuando hablemos de valoraciones económicas más generales).
 
El plazo para reclamar es de UN AÑO, desde que se sufrió el accidente o bien desde que se estabilizaron las lesiones y la reclamación la presentaremos ante la Administración pública titular del servicio afectado.
 
Como conclusión, recordar que no debemos vincular responsabilidad de la administración tan solo a las caídas en la vía pública,( si bien es lo más frecuente), sino a todo daño causado por un servicio público, y aquí podemos incluir cuestiones tan complejas, como negligencias médicas del Servicio Público de Salud.
 
 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato